viernes, 31 de diciembre de 2010

En Praga




La cámara
retiene todo.
Sin guantes,
junto a las vistas
el frío.


Desarticulación


Recién vuelto de unos días en Praga, encuentro en el buzón el último número de Clarín (¡el 90 ya!). En él se incluye la reseña que escribí de Desarticulación, el estupendo volumen de ensayos de Toni Montesinos. Quiere la fortuna que en el mismo número aparezca su artículo "El realismo narrativo como convención". Miel sobre hojuelas. Reproduzco aquí mis líneas:

INVITADOS A LEER


Toni Montesinos. Desarticulación. Escritos sobre literatura. Metropolisiana, Sevilla, 2009


Los grandes libros de un único asunto, sean novelas o tratados de mil páginas, hoy se le antojan a uno que pertenecen ya a otro siglo; a la centuria pasada, al menos. Hoy -Internet lo demuestra- el saber se distribuye a más pequeñas dosis, a saltos, por enlaces y eslabones de una cadena muchas veces insospechada. Y en la narración, además, ha cobrado un verdadero auge el microrrelato, lo mínimo. Por ello, qué delicia para el lector de la hora presente un libro que en varios puñados de artículos de tres o cuatro páginas nos presenta muchos otros libros, todo un estante, lleno de invitaciones: a Tolstói, a Dickens, a Mann…

No sólo porque la exquisita editorial que lo acoge es sevillana está tentado uno de decir que Desarticulación es una sucesión de tapas excelentes y sabrosas. Éstas, aisladas, ya valdrían, y mucho, pero aquí lo que sobresale es la coherencia de la carta, en la que destacan los ingredientes de primera y la mano de chef diestro que es Toni Montesinos. Novelista y poeta, es mucho más que crítico: un escritor que piensa y transmite sus impresiones de los maestros, muchos reconocidos y felices descubrimientos otros.

Numerosas lecturas se enlazan aquí, certeramente agrupadas en bien avenidos menáges à trois (salvo la primera sección, más amplia pero no menos fluida): tras indagaciones acerca de la desmemoria literaria, el éxito del fracaso (o viceversa), el tabaco, el miedo y el deseo, Montesinos recorre medio mundo y sus autores en un ramillete de tríadas muy bien trabadas, desde la fértil en letras Centroeuropa al Sur de los Estados Unidos o la isla más literaria (con permiso de Cuba): Irlanda. De autores de la vecina Gran Bretaña escribe grandes páginas acerca de Chesterton, el par de Boswell y Johnson o sobre Stevenson, a quien reivindica airosamente: “Dentro de la rica tradición de elecciones caprichosas a las que nos tienen acostumbrados los historiadores de la literatura, probablemente el caso de Robert Louis Stevenson sea la cúspide de la ceguera analítica, la visión más incompetente sobre un autor contemporáneo, la marginación más escandalosa y absurda”.

Hacer una semblanza literaria no es difícil: basta cierto dominio estilístico y un solvente trasiego de datos. Lástima que muchas de ellas a veces sean intercambiables con las necrológicas. Lo que aquí nos ha entregado Toni Montesinos es, sin embargo, todo un panteón de autores vivos (no importa lo que digan acerca de las fechas de sus supuestas postrimerías los por otra parte cada vez más agónicos volúmenes de las enciclopedias).


domingo, 26 de diciembre de 2010

Aeropuerto de otoño



Escribí este divertimento hace unos días en la sala de espera del aeropuerto de San Pablo, en Sevilla. ¿O he de decir junto a San Giovanni e Paolo, en Venecia?

AEROPUERTO DE OTOÑO


Venecia sin cúpulas ni torres,

la pista

es una piazzetta sin leones.

La vista,

el acqua alta al pie de los aviones,

esas pálidas góndolas.


¡Al Campanile, controladores,

a guiar a las palomas!


(Y venga a caer los chaparrones)

sábado, 25 de diciembre de 2010

Una nueva editorial de poesía



Desde la recién nacida Ultramarina Cartonera me mandan esta nota de prensa, con la petición de difundirla. Lo hago encantado.



Martes 28 de diciembre

PRESENTACIÓN DE LA EDITORIAL ULTRAMARINA
El Perro andaluz (Bustos Tavera 11)

Los poetas estarán presentes, firmando libros y hablando de cómo ha sido la creación de estos libros, con tan peculiar nuevo modelo editorial.

Además proyectaremos entrevistas, spots, las 100 portadas de cada título y más.

Les esperamos en alguna de nuestras actividades! Recuerden que nuestros ejemplares son limitados, no esperen hasta el final para hacerse de uno de ellos.



¿Que es la Editorial Ultramarina Cartonera&Digital?

Cartoneros & Digitales. La Editorial Ultramarina Cartonera & Digital es una de las primeras editoriales cartonera en España; además de ser la primera editorial cartonera que difunde sus propios libros a través de formatos digitales. Surgida a principios de 2010, desarrolla un proyecto que concilia dos mundos en torno a la edición del libro: el mundo del libro artesano/cartonero y el mundo digital; aúna esfuerzos en desarrollar un trabajo creativo de edición en torno a estas dos vertientes.

Nuevo modelo editorial. Es una editorial que propone una alternativa de negocio en torno al mundo editorial acorde al tiempo que transcurrimos y de las posibilidades que ofrece la flexibilidad de ambos géneros (artesanal y digital): diversidad de precios, personalización de cada ejemplar, contacto e interacción con otras ramas artísticas (video creación, spots, documentales, talleres visuales), actuación en diversos países (traducción, producción, presentación y venta en países de otras lenguas).

Criterio editorial. Es una editorial que publica la obra de poetas de diversas latitudes y edades, postulando a autores que presenten obras de interés poético amplio, rotundo y abierto; obras que tengan una cercanía real humanista y empeño por vincular más que dividir. Llevamos contenidos firmes a otros lenguajes de expresión (mundo digital, video creación, arte sonoro).

La PLACA y su labor cultural. Es una editorial en la que participan miembros de la PLACA (Plataforma de Artistas Chilango Andaluces). Esta editorial es el fruto del trabajo realizado durante cinco años desarrollando eventos culturales entre México y España, realizados por Internet entre diversas regiones y de manera simultáneawww.chilangoandaluz.com

Creadores multi-artísticos. Es una editorial en la cual se involucran artistas plásticos, poetas, narradores, expertos en informática y diseño, creadores visuales, músicos. Lo importante no es solamente hacer libros, hay que llevar estos objetos únicos a otros terrenos.

Finalmente es un esfuerzo editorial por conciliar dos mundos en torno a la edición del libro: el artesanal y el digital.

¿Por que lo hacemos como lo hacemos?

Tecnología. Hacer uso de las nuevas tecnologías para ampliar el campo de promoción, difusión y venta de libros de poesía y literatura, impresa o digital. Estamos convencidos del papel humano de la tecnología, con esa finalidad es como actuamos y usamos cada una de nuestras herramientas. Tecnología para vincular, unir y explorar nuevos campos.

Real Humanismo. Publicar poetas con profundas implicaciones humanistas. Poetas que busquen un camino hacia lo sagrado, lo intelectual, lo tecnológico, lo sexual y lo afectivo.

Autores dueños de su propia obra. No ataremos a los poetas ni su obra, tendremos los derechos exclusivos de nuestras ediciones, pero el contenido de cada poemario será del poeta, siendo libre de llevar su obra a donde quiera.

Gratuidad de contenidos. Ofrecer diversidad de precios, y para el que no pueda pagar y quiera leer, se lo daremos gratis. La misma cultura para todos los gustos y precios.

Retribución parcial. Valorar el trabajo realizado por poetas, artistas, editores e informáticos. Deben ser retribuidos de muchas maneras, buscar caminos para hacerlo será una obligación. Todos en Ultramarina debemos ganar por igual.

¿Lucro? El afán de lucro no es la prioridad de nuestro trabajo, nos interesa la posibilidad de crear lugares de encuentro, entre el lector y la poesía, entre creadores y poetas hacia lo poético. Repartiremos lo justo para cada participante del proyecto.

Ser incluyentes. Realizar vinculaciones entre diversos creadores y regiones. Hacer libros híbridos de técnicas, géneros, postulaciones.

Nuevos modelos editoriales. Abrir cauces distintos para nuevos modelos editoriales, buscar caminos nuevos para la gestión económica de la editorial. Vinculando hacia lo justo, no hacia el afán de beneficio desmedido.

Reciclaje. El cartón con el que elaboramos nuestros libros es completamente reciclado. Es parte de nuestras motivaciones: hacer uso de materiales construídos para diversos usos y darles uno nuevo. Intervenir el material para hacer un objeto artístico.

Objetos únicos, no libros. No venderemos nunca un libro idéntico a otro, venderemos Objetos de colección, impresos o digitales. Únicos.

Compartamos el conocimiento. A la medida de nuestras posibilidades iremos difundiendo el conocimiento que vayamos obteniendo con esta experiencia, con el fin de compartirla y generar conocimiento y experiencia si

milares en cualquier región del planeta. Recibimos y otorgamos, es nuestra manera de retribuir lo que obtenemos con nuestra propio crecimiento. Hacerlo de manera conjunta no es vital, finalmente todos los esfuerzos recaen en el ser humano, nuestra finalidad es que también el trabajo de difusión cultural a través de las artes y la poesía nos lleve a vincularnos. El trabajo por y para la cultura es de todos.



viernes, 24 de diciembre de 2010

Juan Antonio González Iglesias sobre Yeats




Babelia publica hoy la lista de los mejores libros del año. Como ya anunciaba, la Poesía Reunida de W. B. Yeats ocupa el segundo lugar, tras Verano, de J. Coetzee. Aquí lo que ha escrito al respecto el poeta Juan Antonio González Iglesias.

jueves, 23 de diciembre de 2010

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Comparto mi alegría




La Poesía Reunida de W. B. Yeats (Pre-Textos, con prólogo y traducción míos) ha sido votado por los críticos y colaboradores de Babelia como uno de los mejores libros del 2010. ¡El segundo, nada menos! El viernes aparece el resultado en la edición adelantada de Babelia, dado que el sábado no se publican periódicos.
¡Gracias!

lunes, 20 de diciembre de 2010

Pájaros de cuenta





En su blog Innisfree, imprescindible para saber de Irlanda, mi buen amigo Chesús Yuste recoge hoy una reseña de la novela En Nadar-dos-pájaros, del genial Flann O'Brien, que acaba de publicar Nórdica, y se pregunta (yo creo que retóricamente, porque a él no hay detalle verde o hibérnico que se le escape) por tan extraño título, toda vez que una novela en parte deudora de ella, Nadan dos chicos, de Jamie O'Neill (de la que soy traductor) parece que ostenta nombre menos chocante en nuestra lengua.
La fascinante novela de O'Neill es en inglés At Swim, Two Boys, y guarda un evidente guiño a O'Brien (At Swim-Two-Birds), pero también es declaración de lo que acontece en su trama: el amor de dos chicos que nadan juntos en el Forty Foot, la playa del sur de Dublín al pie de la torre Martello donde principia Ulises.
O'Brien quiso hacer un guiño gamberro a la literatura antigua irlandesa que se filtra en su novela, y tradujo tan deliberada como pedestremente el nombre de un paraje citado en aquella literatura: Snám-dá-éan. Dada la peculiar sintaxis del irlandés (y de las lenguas célticas en general), el verbo antecede al sujeto: de ahí la extrañeza que provoca la traducción literal. Pero esto no explica del todo el secreto del nombre: Snám-dá-éan (y O'Brien el travieso lo sabía) significa también en irlandés antiguo "Charca de los pájaros". Ya digo, una trastada de quien escribió una tesis sobre la poesía de la naturaleza y la poesía vernácula irlandesa.

Copio aquí la reseña que de la novela de O'Brien publiqué hace bastantes años cuando se editó por primera vez en España, en editorial diferente a ésta en la que hoy lo hace. Pido disculpas por haber calificado sólo de notable la traducción, pero la juventud es osada, y seguramente más pejiguera, sin razón, que la edad adulta.

PÁJAROS DE CUENTA

En 1939, un joven escritor irlandés que firmaría parte de su extensa producción con el nombre de Flann O’Brien (nombre por el que hoy se le conoce —todavía poco— en el mundo) publicó su primera novela. La primera y la mejor de las suyas, al entender de los críticos. At Swim-Two-Birds, que así se llama esta extravagante y divertida obra, pronto recibió el aplauso de unos escasos pero destacados lectores, entre los que estaba, según testimonio de Niall Sheridan, un James Joyce medio ciego que hacía cinco años que no leía una novela. Otro genio que también vendría a dar en la ceguera —sin que de esto haya que culpar a O’Brien ni a mal de ojo alguno, como podría esperarse de una encantadora obra celta— alabaría At Swim-Two-Birds desde las páginas de la revista bonaerense El hogar. Hablo naturalmente de Jorge Luis Borges, quien se refería a ella como un complejo laberinto verbal.

Al cumplirse cincuenta años de su publicación, At Swim-Two-Birds apareció en español con el título —algo discutible por razones filológicas que tal vez no vengan al caso— de En Nadar-Dos-Pájaros. Es difícil resumir esta novela hecha de retazos de muy diversa procedencia y que guarda dentro de sí otras novelas a su vez. Simplificando mucho se puede decir que un estudiante de Dublín gusta de dedicarse a la literatura en sus ratos libres, inventando así a un ridículo personaje, Dermott Trellis, que decide escribir una novela moralizante. Para ello, Trellis se encierra con sus personajes en el Hotel del Cisne Rojo, donde aborda la creación de su novela. Pero los personajes no están dispuestos a ser simples marionetas y, queriendo vivir su propia vida, se rebelan contra él.

En Nadar-Dos-Pájaros guarda más de un interesante paralelismo con la Niebla de Unamuno. También tiene concomitancias con la obra de Joyce, pero no sólo con la de éste, sino también con la de otros nativos de Irlanda como Swift o Sterne. Sterne, Swift, Joyce, dejaron en distintos momentos de su vida la isla. O’Brien permaneció en ella, y empapado de su atmósfera, húmeda no sólo de lluvia, murió alcoholizado en Dublín después de haber dejado las páginas más intrínseca e irreductiblemente irlandesas de este siglo. Sólo Máirtín Ó Cadhain y el mismo Joyce podrían disputarle ese, ay, agridulce honor.

Como el resto de las obras de O’Brien, especialmente La boca pobre, el original de En Nadar-Dos-Pájaros está lleno de juego de palabras y alusiones y, sobre todo, posee un tono difícilmente imitable en otra lengua. Su estilo invita a relamerse. A releer. Lógicamente, en español no puede ser lo mismo, pero no hubieran estado de más algunas notas a pie de página.

La traducción de José Manuel Álvarez Flórez puede decirse que merece, académicamente hablando, la calificación de notable. Sólo hay algo que le impide llegar a sobresaliente, y esto es algo que comprenderá sin duda todo buen aficionado a cierta cerveza negra dublinesa. Se nota que a la traducción le ha faltado el necesario reposo entre lo que sería una primera versión y lo que se ofrece al bebedor, digo al lector. De sabor excelente es, sobre todo —la crema de la crema, la espuma de la espuma—, la parte en que se cuentan las aventuras del legendario Sweeney. No en vano, un irlandés conocedor del tema Eamonn Butterfield, ha asesorado al traductor. El gozo está asegurado.


domingo, 19 de diciembre de 2010

Villa Ocampo




Hojeo unos números de la revista Sur, comprados hace pocos meses en Villa Ocampo, la quinta de Victoria Ocampo en San Isidro, al pie del Río de la Plata. El Diario austral avanza a buen ritmo. Con suerte, tendré ya bosquejada la mayor dentro de pocos días. Luego vendrá la ronda de revisiones, el paso de la lima y del barniz. Entre tanto, departo con las sombras de Bioy y Borges.

La gran nevada, por Aonghas MacNeacail



AONGHAS MACNEACAIL

la gran nevada


Versión directa del gaélico escocés de Antonio Rivero Taravillo




cada una en su época

campanilla de febrero

rosa blanca

azucena

I

1


no hay nada de tierra que no esté bajo nieve

blanca blanca blanca

caer de una cerrada niebla espesa

blanca blanca

pálido inquieto el firmamento

calmas calladas las quiebras

herida cada inhóspita colina

la corteza de la tierra envuelta ahogada

la médula del planeta divivida entre el temblor y el hielo

ni fantasma ni espítitu se moverán con este tiempo

blanco frío blanco

impetuoso clamoroso susurrante

los vivos se aprietan un cinturón de esperanza

sobre la piel incierta

(algunos bajo techo) y otros en la tempestad

escuchan

el tenue balido de ovejas y el penetrante lamento del teléfono

disolverse en un solo sonido

el bramido del ciervo bajo un velo

el chillido del viento

el pitido de los barcos ocultos en la bahía

derrame como un quejido de dolor

a través de un griato lamento

arrecifes a cada lado bajo espuma y nevada

todo viajero anhelando el hogar

(en algún lugar se empañan los cristales junto a las llamas)

¡oh poder estar en torno de un buen fuego!


2


tierra te vestiste para estar desnuda

blancura de frente en las montañas

blancura de pechos en los cerros

blancura de vientre en los páramos

blancura de muslos en los prados

una cofia de nubes sobre tus cumbres

y un velo en el rostro


3


milagro de la nieve

cada cristal único

cada cristal sin igual

una microarquitectura

cada copo reuniendo

un mundo bajo su máscara

nieve virginal

(bálsamo para las enfermedades

tropel de palomas en vuelo

engañosa aliviadora)

nieve impecable

(un clérigo reza

en la celda de acero

gris de su credo

un clérigo suplica

con la vista en las manos

negando sus sueños)

nieve brillante

(niño bailando junto a la ventana

ojos que fulgen)

nieve constelada

(cielos magullados presos)

nieve seductora

reptante sigilosa

nieve multiplicadora

callada callada

nieve que se amontona

nieve que se pliega

nieve asesina


4


el cobertizo tras la casa recuerda

tus padres en la casa cantando salmos

nosotros refugiados en la oscuridad

mirando cómo la nieve

llenaba con su blancura nuestro mundo

nuestros surcos sin mancha

nos dimos calor uno al otro

calor en tu blancura y

frío en la blancura de afuera

las ráfagas de nuestro deseo nos hicieron girar

a través de blancos salmos de conocimiento

y despertamos

pero no siguió el día


5


blancura del invierno tallando

los labios escarpados de los montes

(los labios antiguos de los montes)

limando los bordes rotos

hasta dejar un filo elegante

pelea de la ventisca con ribera o tejado

modelando

suaves y efímeros cerros


6


extendido su vestido sobre

ciudad castillo aldea

desplegando su abrigo sobre

cada prado cada paso

cada cumbre y cada roca

todas las calles de cada ciudad

blanca blanca blanca

un manto sobre el mundo

bandera de paz para las tribus del universo

la blancura prometedora movediza


7


el celo de los pastores

encerrado tras los umbrales

una máscara de seda oscureciendo las cimas

la nevada de cortinas de seda en torno a la reunión

los rebaños sobre el páramo y

la blancura volviéndose inmundicia

los pastores deben controlar sus ímpetus

escuchando el viento

silbando silbando

bajo puertas

entre las ramas

en medio de las rocas

viendo en sueños la lana

andrajosa en la ventisca

blanca matarife sobre el brezo

buscando un sacrificio


8


no ve el pescador más que espuma

cimas y arrecifes bajo espuma

tropeles moviéndose

sobre el puerto

sobre el llano

sobre el páramo

no ve su ojo el océano el puerto

sólo ve espumas en tropel

hundiéndose en llanuras

la lancha es un fantasma amarrado

sus redes blancas y frágiles telas

chubasqueros sin alma colgando y

botas extendidas como cadáveres

huestes inalcanzables del océano


9


venus despertando a través de lo oscuro

venus blanca brillante

venus alzándose sobre

olas blancas de estrellas

ojo resplandeciente de los cielos

bailarina del crepúsculo

linterna de los druidas

venus que ilumina los pasos

cuando no hay luna

algunos dirán que es fría

aunque es rutilante

sin una chispa en el corazón

aunque es rutilante

que no es sino sombras y polvo

reflejo del sol

quién lo cree

quién lo cree

quién


II


1


quién eres tú

quién sino tú

mi enemigo mi amor

tus blancas palabras

sin límite inmutables

filtrándose siempre filtrándose

en mi mente

adorable violenta

acogida y miedo se enredan en mi corazón

los valles inhóspitos de mi corazón

cada brisa sembraba aguanieve y granizo

yo estaba marchito y débil hasta que tú llegaste

danzando girando brincando

echando chispas tus blancas palabras

en mi corazón

la forma de tus palabras firme y duradera

impasibles eran no caprichosas

duras como joyas eran no quebradizas

pero su sustancia

como blancas neviscas

inquietas

inestables

(espejo para mí)


2


cuchillos afilados de hielo

lanzas de hielo

espadones de hielo

pendiendo enjoyados

sobre cada roca

cada rama

cada alero

adornados guardianes


3


éramos los más dichosos

entre la nevisca azucarada de nuestras palabras

había en aquellas confesiones y caricias

suficiente verdad para nosotros

no había en nosotros sino alegría

para cocer las monedas de paz del amor

teníamos polvo blanco fundiéndose

en vez de harina de trigo


4


caminábamos a través

de gargantas llenas de blanca suavidad

no percibíamos

el ganado atrapado en montones de nieve

(nuestras promesas tesoro mío)

no veíamos

los arroyos que estaban encerrados

bajo heladas pieles de seda

paredes tan enjauladoras como el hielo

nos apresaron dentro con

la blancura que tomamos por amor

no nos dimos cuenta de que venía el deshielo

el deshielo húmedo e insinuante


III


1


una luna cadavérica asoma

a través de una grieta en la niebla

sobre un mundo quieto espectral

pero

vivas venas corren bajo el blanco

las bestias de la tierra escarban buscando comida

(¿habrá un escudo contra la desolación

para un corazón hechizado?)

oh estate en guardia perdiz un búho blanco está

acechando

y está hambriento


2


blanca blanca

reunida en prados por la noche

vino sin avisar

como regalo de amante

como un armiño a la caza

blanca blanca

nos engañó con un suave copo o dos la asesina

exultante sobre el páramo

mi amor quién podría pensar que me ahogarías

con ráfagas con vestisca

que sea dulce tu promesa

(diosa de tres caras yo te niego

te tomé por esposa

pero dicen

que eres virgen

audaz astuta virgen

que eres vieja

vieja juguetona)

yo te niego no eres sino engaño

tu gran belleza como una máscara

diosa de tres caras viniste

luna sol tempestad

te interpusiste entre mi amada y yo

no podía ver su rostro

fuera de mi oído sus ternezas

tú me enredaste con susurros de ceniza

perdí en tu ventisca a mi amada


IV


aires de final del invierno

fuente que no callará su susurro tintineante

recorre leguas a través del silencio

...

árboles en el bosque como sombra en la sombra

gris sobre gris sobre gris

sin forma

...

suelo en el que hubo una pisada

brillante secreto blanco

...

media cara de un risco asomando

bajo una gorra blanca

...

hilos de aliento

serpiente hacia el cielo

ventisca

...

sangre de zorzal

sólo una pluma

huellas de gato

...

hoja marchita

prendida de una rama hasta ahora

girando baja en la brisa

...

estábamos tan seguros con nuestra promesa

...

quién se meó en la nieve, dice un niño

quién estropeó su blancura

...

humo subiendo de la chimenea

ascendiendo ascendiendo

en cuerdas de blancura

...

por quebrada hondonada

libre torrente para

apagar la sed el ganado

viene bamboleándose del establo con

patas fangosas

...

nuestro despertar

...

tojo bajo un blanco abrigo

una flor amarilla temblando

...

huellas de pies desde un pueblo

leves finas

como pies de una diosa

...

desnudez del viento

desnudez del sol

...

paz

...

sombra de una margarita



sábado, 18 de diciembre de 2010

Homenaje a Carlos Edmundo de Ory


Será este lunes 20 de diciembre a las 19,30 h. en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de Cádiz. Además de familiares, participarán Félix Grande, José Ramón Ripoll, Jaume Pont, Juan José Téllez, Rafael de Cózar, Jesús Fernández Palacios, José Manuel García Gil, Luis Eduardo Aute...
Quién pudiera estar allí.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Frío



¡Siempre frío!
La mayor tempestad por doquier;
los arroyos son ríos
y un lago rebosante cada lago.

Como un magno mar cada lago se eleva,
es una multitud cada cosa pequeña;
las gotas de lluvia son como blocas de escudos;
como pieles de carnero blanco, los copos.

Como un foso es cada sucio charco,
se alza el llano, un bosque es cada páramo;
no encuentran refugio las bandadas
y blanca nieve llega a la cadera.

La escarcha ha cortado los caminos
rodeando artera el menhir de Colt;
la tempestad se atrinchera por todos lados
y nadie dice nada sino "Frío".


Probablemente compuesto en el siglo IX, el siglo de oro de la poesía de la naturaleza en Irlanda. Fue editado por K. Meyer en Four Old Irish Songs of Summer and Winter, Londres, 1903, pág. 18. Algunos versos aparecen también en otro poema traducido por Meyer en Ancient Irish Poetry, Londres, Constable, 1913 (reimpr. de 1994), págs. 57-58, que viene a ser una amplificación de éste. Para mi traducción me he servido del texto establecido por James Carney, Medieval Irish Lyrics, Portalaoise, The Dolmen Press , 1985 (=1967), págs. 22-24. Lo incluí en Antiguos poemas irlandeses, Madrid, Gredos, 2001, págs. 83-84.

jueves, 16 de diciembre de 2010

El niño en el monte



Y dos piezas más. ¡Pero qué bien se lo pasan estos tipos! Cuántas leyendas vivas tocando juntas.

martes, 14 de diciembre de 2010

Unas líneas inéditas de "Diario austral"



En torno, decenas de placas de bronce con todo tipo de homenajes, lo mismo de entidades de México, Uruguay o Ecuador (radios, peñas, asociaciones) que de individuos. Las de éstos son a menudo exvotos. Una reza: “Gracias Carlitos por los favores recibidos”. Otra detalla el motivo del agradecimiento: “Gracias Carlitos por la pensión”. Las hay dedicadas a Doña Berta, su madre, venerada como una Virgen María del nuevo rito. Las hay barrocas, sencillas, en forma de corazón, con bajorrelieves. Con frac y pajarita, Gardel sonríe, más morocho que nunca.

(Se cumplieron 120 años del nacimiento de Carlos Gardel el pasado día 11 de diciembre. La foto la tomamos el pasado invierno -verano aquí- en la Chacarita. Diario austral es -será- la crónica de ese viaje por tierras argentinas)