miércoles, 27 de enero de 2010

El nombre que tenía que tener



Por fin se ha desvelado el misterio: no será ni i-Slate ni i-Tablet. Será el i-Pad, ha dicho Steve Jobs: pad, es, recordemos, almohadilla, palabra que había caído en desuso hasta que el ratón de las nuevas tecnologías se la ha llevado a su terreno, como si de un trozo de queso se tratara.
Pero estábamos con el i-Pad. Existiendo ya el i-Pod, y el i-Phone, sus hermanos, el i-Pad es un excelente nombre comercial, que no sé si a alguien se le había ocurrido (yo al menos no lo había visto entre las quinielas).

Me parece demasiado grande para portarlo como lector de libros, y aún tengo que enterarme de sus posibilidades. Pero de momento, ahí está el afortunado nombre para empezar.

Al principio era el verbo.

martes, 26 de enero de 2010

De los clásicos y sus traducciones


Hero y Landro, por William Etty


Juan Carlos Sierra se ocupa en Estado Crítico de Hero y Leandro de Marlowe. Se agradece la reseña.

domingo, 24 de enero de 2010

Vidas paralelas (por segmentos)

Alfonso Reyes, por Luis Marín Bosqued


Alfonso Reyes, ese orondo escritor de mayestático apellido, sirvió como diplomático de su país en varios destinos y con lealtad a varios presidentes. Uno de ellos fue Plutarco Elías Calles. Y hablando de Plutarco, el autor de Vidas paralelas, reparo esta tarde de libros y anotaciones en los paralelismos, por segmentos, pero no pocos, y notables algunos, entre Alfonso Reyes y Luis Cernuda. Ambos fueron damnificados por Dámaso Alonso. El primero, autor de Cuestiones gongorinas, fue destronado en su posición de gongoriano mayor del reino por el autor de Hijos de la ira. Así, Cuestiones gongorinas, de año tan de Don Luis como 1927, fue sucedido por Estudios y ensayos gongorinos, de 1955. El segundo, tuvo que que sufrir el lectorado en Oxford que obtuvo Dámaso, y el voto en contra de Alonso en el Premio Nacional de Literatura (sí, lo sé, estoy remedando el "¿en qué quedamos, Gerardo o Diego?" de Borges).
Luego, el exilio: Reyes vivió varios años exiliado en España, y Cernuda varios en México (allí contó con el apoyo del primero, que le concedió becas y ayudas). ¿Sabían, ellos que se trataron, que ambos eran hijos de generales que se llamaban Don Bernardo?
En la escritura, los dos fueron siempre proclives a Grecia, y cultivaron la prosa poética, tan infrecuente en nuestras letras hasta llegar ellos (excepción hecha de JRJ), en Visión de Anáhuac y Variaciones sobre tema mexicano, libros ambos sobre el país azteca.
El destino los eligió para una muerte similar, y dispar sin embargo: Alfonso Reyes fue un profesional de los infartos, varias veces manco unos minutos en el trance cardíaco. El autor de Con las horas contadas también se fue de lo mismo, fulminado. Indolente y perezoso, Cernuda no tuvo constancia y se murió a la primera. En realidad, como su amado John Keats, vivió los últimos meses póstumo en vida, una vez que publicó Desolación de la Quimera en 1962. En la identidad total de poeta y hombre, acabado aquél ya no tenía razón de vivir éste. Y como Keats, al final de sus días ya no quería leer la correspondencia que le llegaba. Léase "A propósito de flores".

Pero eso ya es otro paralelismo...

sábado, 23 de enero de 2010

Desarticulación



A Toni Montesinos le viene la curiosidad por caudales diversos, y en el río de su inteligencia, ese torbellino, une aguas que nos arrastran y en las que es grato navegar. Acaba de publicar en Metropolisiana (hermosísima edición, por cierto) Desarticulación. Escritos sobre literatura, un volumen que en diez partes reúne mucho de la mejor creación. Sólo enunciar algunas da ya cuenta de la amplitud de miras de Montesinos: "Comportamientos literarios", "Lecturas chestertonianas", "Americanos inclasificables", "La Europa de entre guerras". De Irlanda, páginas muy atinadas sobre esa gran novela que conozco a fondo (la traduje): Nadan dos chicos, de Jamie O'Neill,
Daré cuenta del libro aquí en otra entrada más extensa. Entretanto, quería anunciar que José María Conget y el propio Toni presentarán el libro en Sevilla este martes 26 de enero a las 19:30 h. en la Casa del Libro (c/ Velázquez, 8).

No se me ocurrirá faltar.

jueves, 21 de enero de 2010

Los cuentos de Lugones




El excelente blog Estado crítico publica hoy la reseña de la antología de relatos de Leopoldo Lugones, Cuentos, que hemos publicado en Paréntesis. Aparecida también en la revista El libro andaluz, la firma Manolo Haro.
No la traigo aquí porque ponga estupendamente la antología, que lo hace, sino porque es airosa muestra de que la buena crítica, para serlo, amén de informada e informativa ha de estar bien escrita.


lunes, 18 de enero de 2010

Cartas y caligrafías



El más reciente título monográfico de ese lujazo de revista que es Litoral (en cualquiera de sus etapas) nos brinda esta ya arqueología literaria. Bien está que desde el blog honremos a los antepasados: aquellos papeles plegados en sus sobres.
Coincide el número con el descubrimiento que acabo de hacer de unas quince cartas inéditas de Cernuda, cuya información nutrirá el segundo volumen de la biografía del poeta, que estoy ultimando. Hablaré aquí de ellas próximamente.

sábado, 16 de enero de 2010

Una celebración




Este blog cumple dos años y unas cuantas visitas. No soy en absoluto comprador compulsivo, pero para celebrarlo me voy a permitir abrir otra ventana mientras tecleo aquí y me voy a dar, porque sí, algunos placeres. Por ejemplo, estoy a un clic de comprar Out of the Blue, un disco de la Pipes and Drums of the New York City Police Department Emerald Society, o una botella, de las pocas que van quedando, de Ardbeg uigeadail, el mejor whisky del mundo 2008, un malta de Islay de cuyo comité, señoras y señores, soy, sí, y muy honrado, miembro de número. Mientras tanto, el televisor echa humo de los tres millones cuatrocientos cincuenta y dos mil puñetazos que se llevan pegados, en una escena que se ha encasquillado en el replay del dvd, John Wayne y Victor McLaglen en El hombre tranquilo.
Antes de que llegue la botella encargada, me voy a ventilar una, ya abierta, con los señores de la foto. Si alguien quiere unirse, que se dé prisa, porque me parece que no van (vamos) a dejar ni la etiqueta...

jueves, 14 de enero de 2010

Homenaje a JRJ

Juan Ramón Jiménez pintado por Sorolla

El Ateneo de Sevilla, unos días antes de sacar a las calles la Cabalgata de Reyes, nos reunió a un tropel de poetas en el salón de un restaurante para presentar y entregarnos, como un juguete anticipado, la antología Homenaje a la velada en honor a Juan Ramón Jiménez celebrada en el Ateneo de Sevilla en marzo de 1912.
Y allí que sale un romance que escribí hace muchos, muchos años, cuando la influencia del de Moguer era tan fuerte en mí. De hecho, los primeros versos que junté eran un remedo (imitatio diría un pedante) de otros del andaluz universal. He aquí mi colaboración en la antología:

REGRESO DE MATALASCAÑAS


Los pinos son de la tarde

pupilas verdes y tristes,

inmensa melancolía

por las carreteras grises.

Ya me clavan su mirada,

ya la dejan después irse

luego de ver en mis ojos

mayor nostalgia indecible.

Soy prisionero de un algo

que en esta tarde revive

entre campos y canciones,

amigos que hablan y ríen

ignorando del poniente

arboledas imposibles,

lágrimas en esa nube

que, roja, al día despide:

roja ya como mis ojos,

y, como mis ojos, triste.

lunes, 11 de enero de 2010

Cien velas para la Residencia de Estudiantes


Cumple la Residencia de Estudiantes, y con ella una parte no pequeña de la cultura española, cien años este 2010. Es imposible adentrarse en la edad de plata de nuestra literatura sin toparse con ella de continuo.

JRJ, Lorca, Dalí, Buñuel, Moreno Villa... son sólo algunos de los muchos que por allí han pasado. Y la actividad no cesa: mañana 12 de enero lee sus poemas Jaime Siles a las siete y media de la tarde, y el martes siguiente, a la misma hora, se presenta el deslumbrante Vidas improbables de Felipe Benítez Reyes, a quienes acompañarán Luis García Montero, Carlos Marzal y Chus Visor. Y se anuncian más, y más, y más cosas: diálogos, presentaciones, conferencias...

Hasta el 28 de febrero se puede ver además la exposición La Generación del 27. ¿Aquel momento ya es una leyenda?

Por lo que se ve, es una joven con muchas energías.

¡Feliz cumpleaños, Resi!

domingo, 10 de enero de 2010

Incesante Foxá


Buscando en la biblioteca, y tras el ridículo episodio de censura con que una edil sevillana homenajeó a Foxá, doy con algunas páginas que tenía olvidadas sobre el gran escritor. La Junta de Andalucía publicó, al filo de 2005, un cuaderno en recuerdo al poeta sevillano Vicente Tortajada. Allí, tras palabras cariñosas de la Consejera de Cultura, Rosa Torres, y del enorme poeta y varón menudo y recogido que va siendo Pablo García Baena, un tan hermoso como atinado poema de Tortajada sobre el Conde de Foxá, "Langueur de Agustín de Foxá, 1959", estampa lírica del final de una vida y, con ella, de un mundo:

Me siento tan perdido:
murió, la gracia, el ritmo del vals, la cortesía,
el alado abanico, la espuma, el amor puro,
nuestro cielo teológico, la oración y el armiño,
podrida la bandera y despoblado Versalles...

"Poesía que lleva un germen de melancolía, recuerdos, también de nostalgia de la que participa con otros muchos poetas de su tiempo y cuyas razones se hallan evidentemente en un pasado compartido", escribía la Consejera. La concejal, sin embargo, no estaba por compartir nada, sino por seguir enfrentado.

La otra página a la que me refiero lleva el título tan expresivo y justo de "Agustín de Foxá y el tiempo embalsamado". La firma Felipe Benítez Reyes y puede leerse en su libro Gente del siglo.

"Foxá concluyó su novela sobre la guerra civil, Madrid de corte a cheka, en plena guerra civil. Es, por supuesto, una novela política, pero también poética. Con una "ideología poética" más que otra cosa: la imagen crepuscular de un mundo en ruinas, de un mundo que declinaba", interpreta Benítez Reyes. Y añade: "Y Foxá le dedicó esa elegía. Una elegía de aire tenebrista camuflada bajo la apariencia de una historia de presuntos héroes y presuntos canallones -que es, a fin de cuentas, lo que hacía por entonces todo el mundo: un relato maniqueo, según le fuera en aquella feria macabra".

Para conmemorar el cincuenta aniversario de su muerte, se ha publicado una biografía, y Paréntesis ha reeditado su inencontrable Misión en Bucarest y otras narraciones, con prólogo de Luis Alberto de Cuenca. En Madrid, en homenaje no prohibido, intervinieron, entre otros, Juan Manuel de Prada y Jaimes Siles. En mi gabinete (ay, ojalá se me pegara de él más que una palabra aislada), la celebración no se cierra con el año. Me pongo la servilleta del libro abierto sobre el pecho y, operación reflexiva, soy yo el que me doy el homenaje.

viernes, 8 de enero de 2010

Ramón Gaya



Es este año, también, como el de Miguel Hernández, el centenario de Ramón Gaya, que no sólo fue pintor, como casi siempre lo recordamos, sino también poeta. En la primavera se celebrará un encuentro sobre él en Murcia, donde hace ya bastantes años que funciona el museo dedicado a su memoria, a su obra.
Hasta su muerte estuvo haciendo viñetas para las hermosas ediciones de Pre-Textos: si os fijáis bien en la cubierta de la traducción de Tennyson que podéis ver en la columna de la derecha, la copa, grial artúrico casi, fue dibujada por Gaya. Fue de las últimas que hizo.
Dejo aquí el enlace al blog dedicado al artista.

miércoles, 6 de enero de 2010

Mesa de novedades para 2010



Alejandro Luque, periodista que no debería eclipsar al excelente escritor que es, da hoy en El Correo de Andalucía un panorama de lo que algunos autores sevillanos publicaremos este año al que ya le hemos quitado el papel de regalo.

Por venir de quien vienen, estaré muy atento a ciertos títulos que se anuncian.


lunes, 4 de enero de 2010

Sobre Hero y Leandro

"Hero y Leandro", de Rubens


He estado recorriendo estos días los números la excelente Revista de la Universidad de México, y he dado con un artículo sobre los amantes inmortalizados, entre otros poetas, por Marlowe. Aún reciente la publicación de mi traducción del poema en Ediciones La Palma, comparto aquí el enlace con el mencionado artículo, que no conocía cuando redacté mi introducción. Vaya también aquí mi excusa por no haber incluido en ésta el poemita de John Donne que se cita y traduce doblemente en el brillante artículo.

sábado, 2 de enero de 2010

Me temo lo peor




Al parecer, se prepara una película sobre los últimos días de Miguel Hernández, el gran poeta de Orihuela y del mundo, cuyo centenario celebraremos este recién estrenado año 2010. Desde siempre me ha interesado y emocionado el poeta, autor de tantos versos y poemas enteros memorables. Y recuerdo, como un deslumbramiento, la versión que Amancio Prada, años ha, hizo de ese tremendo soneto suyo que comienza con el verso "Por una senda van los hortelanos".
Por eso, porque quiero a Miguel Hernández y su poesía, digo que me temo lo peor: las simplificaciones chuscas a las que nos tiene acostumbrados nuestro cine (bueno, a decir verdad, hace años que sólo las padezco en los trailers, que, será culpa mía, claro, no consiguen que segregue los jugos cinematográficos necesarios para hincarles el diente). Ah, y leo, que la susodicha película será en inglés. ¡Estupendo! Oír doblado a Hernández será una catetez añadida.

Como si del último best-seller se tratara, prefiero el libro a la peli (palabra por otra parte detestable).